Doctor Antonio Rodríguez - Blog

"La Regla", pionera en León en el tratamiento con células madre mesenquimales en Traumatología

"La Regla", pionera en León en el tratamiento con células madre mesenquimales en Traumatología

El traumatólogo Antonio Rodríguez ya ha realizado en la Obra Hospitalaria más de veinte intervenciones con células madre, que tienen efectos reparadores, analgésicos y antiinflamatorios. En una misma intervención se obtienen las células madre mesenquimales, obtenidas de la médula ósea del fémur del propio paciente y se injertan en la lesión.

La Obra Hospitalaria Nuestra Señora de Regla es un centro pionero en León en intervenciones con células madre mesenquimales. Antonio Rodríguez, traumatólogo de este centro hospitalario, es el especialista que lleva a cabo este tratamiento, después de una formación específica. Hasta la fecha ya ha realizado veinte tratamientos con células madre, "con unos resultados espectaculares", puntualiza.

Las células madre mesenquimales son células progenitoras no hematopoyéticas (que no proceden del plasma) que se aíslan de los tejidos humanos adultos y que se caracterizan por sus capacidades proliferativas y autorreparativas. Existe una célula madre por cada 2.000 células. Antonio Rodríguez ha explicado que se obtienen tejidos humanos como de cordón umbilical, que son congeladas de la grasa abdominal, pero requiere una intervención de liposucción, la aplicación de productos químicos hospitalarios y un tratamiento con mucha manipulación y de la médula ósea. Ésta es el principal reservorio de células madre y de mejor acceso. La médula ósea se puede obtener de las crestas iliacas de la cadera, de huesos largos como el fémur y de los cuerpos vertebrales.

Para el especialista es muy importante la seguridad en la obtención de la células madre mesenquimales. "Hay que utilizar un sistema cerrado, homologado, con todos los permisos necesarios. Se realiza en quirófano bajo esterilidad, que no conlleva una manipulación externa de la sangre".

Las células madre proceden del propio paciente. Según el traumatólogo, uno de los principales beneficios del tratamiento con células madre es la regeneración del tejido, al que hay que sumar los efectos reparador, analgésico y antiinflamatorio.

Las indicaciones de este tratamiento en Traumatología y Cirugía Ortopédica son múltiples. Entre ellas, Antonio Rodríguez ha apuntado la osteocondritis, lesiones de cartílago, úlceras condrales, cirugías con plastias de ligamentos, plastias tendinosas, lesiones meniscales, patologías de tendón, formación de hueso, artrosis severa de rodilla, necrosis de cabeza de fémur y artrosis de cadera. Las células madre mesenquimales son capaces de reparar y de remplazar las células perdidas en la lesión, bien estén lesionadas o envejecidas. Este tratamiento persigue que el paciente conserve su articulación y evitar la agresividad de una intervención quirúrgica "tradicional".

En un mismo acto quirúrgico se obtienen las células madre mesenquimales de la sangre del fémur del propio paciente mediante técnica artroscópica, tras ser procesadas, se implantan en la lesión "sin ninguna manipulación, con lo que son células madre activas que tiene más actividad", ha explicado el especialista.

Unas células muy numerosos y fácilmente accesibles

Antonio Rodríguez, traumatólogo de la Obra Hospitalaria Nuestra Señora de Regla, ha señalado que a través de la aplicación de las células madre los cirujanos pueden ser capaces de sortear las limitaciones actuales y mejorar sus resultados clínicos. Asimismo, ha destacado que las células madre mesenquimales "son ideales en Cirugía Ortopédica y Traumatología porque no son ética o legalmente controvertidas al no ser extraídas de embriones ni de tejidos fetales, si no de los recursos biológicos del propio paciente".

Las células madres son unos recursos muy numerosos y fácilmente accesibles que, además, poseen gran capacidad de autoexpansión y autorreparación. Antonio Rodríguez también ha resaltado "la nula capacidad inmunogénica y de generación tumoral, así como sus potentes efectos antiinflamatorios". "Es un tejido autólogo no modificado ni física ni químicamente", ha matizado.

 

Fuente de la noticia: Gente de León - Edición semanal del 9 al 15 de octubre de 2015